Saltar al contenido
😺 Hermano Gato 😺

El Gato Snowshoe

el gato snowshoe

El Gato Snowshoe no es una raza muy extendida pero se está abriendo paso en el mundo felino y cada vez más personas se animan a tener uno en casa. Pero ¿de dónde nace esta raza? ¿Cuál es su carácter?

Origen del gato snowshoe

La raza snowshoe se creó de forma casual al mezclar varias razas de gatos a finales de los años 60. Ocurrió en Estados Unidos, donde Dorothy Hinds-Daugherty tuvo una camada de un gato siamés con “bolas de nieve” en las patas en vez del característico color marrón de la raza. A partir de entonces se creó esta nueva raza mediante el cruce de gatos de pelo corto con siameses.

No fue hasta 1989 cuando la TICA (The International Cat Association) reconoció la raza y recibió un certificado a nivel internacional.

Aspecto de la raza snowshoe

El gato snowshoe es de tamaño medio y con una constitución fuerte. Es cierto que son gatos de poco peso, con un máximo de 6 kg en el caso de los machos y de 5 kg en las hembras, pero son fuertes.

Cuentan con un cuello largo, orejas puntiagudas y ojos con la forma de nuez almendrada de color azul, característico de los siameses. Como característica especial, los gatos snowshoe cuentan con una especie de “zapatos” de color blanco, mientras que el resto del pelaje es idéntico al de los siameses.

Carácter del snowshoe

El gato snowshoe posee un carácter muy curioso. Es inteligente y curioso, pero también terco. Le gusta estar acompañado, aunque en pequeñas dosis ya que es un gato muy independiente. Es un gato cercano y calmado, aunque con un temperamento muy fuerte. Estas características hacen que sea un gato realmente especial.

Para que se desarrolle por completo, es importante ofrecerle un gran estímulo y juegos de inteligencia. Le encanta cazar y escalar, por lo que un rascador también será imprescindible en su día a día.

Salud del gato snowshoe

Es un gato del que apenas se conocen datos, pero, aun así, parece que la raza tiene una salud bastante sólida, por lo que solo necesitará los chequeos rutinarios. Además, al ser una raza activa, no tienen tendencia a engordar o a padecer enfermedades relacionadas con la obesidad.

Alimentación y Cuidados del snowshoe

La pérdida de pelo del snowshoe no es demasiado apreciable, por lo que solo necesitarán un cepillado de vez en cuando para mantener un pelo bonito y brillante. Por lo demás, no necesita otros cuidados específicos. Es un gato que se adapta a la perfección al ambiente del hogar.

Teniendo en cuenta que es un gato bastante activo, es importante ofrecerle una cantidad de comida adecuada para su ritmo de vida.

Su alimentación debe estar basada en un gran porcentaje de proteína proveniente de la carne ya que los gatos son animales carnívoros. La comida húmeda es un imprescindible en su día a día, aunque se puede combinar con bolitas de pienso.

También debe tener agua fresca disponible durante todo el día ya que, al ser gatos activos, tienden a beber más a menudo.

Precio del Gato Snowshoe

El precio de esta preciosa raza de gatos oscila entre los 400 y 500 euros.