Saltar al contenido
😺 Hermano Gato 😺

El Gato Ragdoll

el Gato Ragdoll

La raza ragdoll es admirada por su pelaje y por sus excepcionales colores. Esto hace que sea una de las razas más buscadas en la actualidad. Pero ¿cuál es su historia? ¿Qué cuidados necesita esta raza felina? ¿Cómo se alimentan?

Origen del gato ragdoll

El Ragdoll se origina como resultado de un cruce entre un gato de Angora y un gato de Birmania. Son una mezcla de razas dignas y hermosas. Esta raza se estableció en Estados Unidos en el 1960, y apareció en el Reino Unido en 1983. Ragdoll significa “muñeco de trapo” en inglés y estos han heredado algunos de los rasgos de sus antepasados como la fuerza, la resistencia y el tamaño. Sin embargo cuando coges a un Ragdoll en los brazos, este comienza a debilitarse, de ahí su nombre de “muñeca de trapo”. En 1975 se creó un estándar de esa raza que fue aceptado por varias asociaciones.

Gato ragdoll, retrato de gatito pequeño sobre fondo blanco. | Foto Premium
Foto Gato Ragdoll ojos azules

Aspecto de los gatos ragdoll

El ragdoll, a diferencia de otras razas felinas, es un gato grande y musculoso. Destaca su pelaje y sus ojos grandes y brillantes de color azul. Las hembras de esta raza pueden llegar a pesar hasta 6,5 kg, mientras que los machos son capaces de alcanzar los 10 kg. No es aconsejable que lleguen al máximo de su peso para evitar problemas de salud.

Su altura a la cruz es de hasta 40 cm y cuenta con una longitud de hasta 1,20 m desde la nariz hasta la punta de la cola.

Carácter de la raza ragdoll

Los Ragdoll son una raza perfecta para convivir con ellos. Es muy tranquilo y amigable, y su carácter es ligeramente flemático. Le gusta jugar pero no suele poner su casa patas arriba. Al contrario de muchos otros gatos, este no es saltarín y prefiere caminar por el suelo que trepar. También es conocido por el hecho de que prefiere usar un rascador a utilizar los muebles, por tanto es un compañero de piso perfecto.

Los gatos que pertenecen a la raza ragdoll son muy sociables. También son curiosos, muy tranquilos y pacíficos. Igualmente, también destacan por ser muy mimosos. Suelen perseguir a sus dueños por toda la casa.

Los Ragdoll son una raza perfecta para convivir con ellos. Es muy tranquilo y amigable, y su carácter es ligeramente flemático. Le gusta jugar pero no suele poner su casa patas arriba. Al contrario de muchos otros gatos, este no es saltarín y prefiere caminar por el suelo que trepar. También es conocido por el hecho de que prefiere usar un rascador a utilizar los muebles, por tanto es un compañero de piso perfecto.

Es perfecto para hogares con niños, no tiene conflictos y se siente bien con otros animales, sean gatos o perros. Le gustan los juegos sofisticados y son especialmente pacientes. Es muy hogareño aunque de vez en cuando le gusta salir. Son también muy silenciosos porque no suelen maullar, sólo si quieren atención o les ocurre algo.

Al ser una raza tan sociable, se recomienda que estén acompañados por otro felino. Tener dos gatos de la raza ragdoll podría ser una buena opción.

Salud de los felinos ragdoll

La raza destaca por ser bastante sencilla y sana. No obstante, tienen tendencia a los cálculos de vejiga y a una enfermedad cardiaca llamada miocardiopatía hipertrófica, una dolencia muy frecuente en gatos.

Por lo demás, los gatos ragdoll suelen tener una salud bastante buena. Así que si estás pensando en tener un Ragdoll, no te preocupes que no tendrá grandes problemas de salud.

Gato Ragdoll, todo sobre una raza cariñosa y dócil | FeelCats | Gato ragdoll,  Gatos de trapo, Gatos
Imagen Gato Ragdoll

Alimentación del ragdoll

Ya que pertenecen a una raza bastante grande de tamaño, tener una buena alimentación es imprescindible para un buen crecimiento. Durante su desarrollo, el felino debe tener la comida a demanda y no racionada. Una vez llegue a la vida adulta, que sucede alrededor de los 4 años, sí se debe racionar cada toma para evitar el sobrepeso.

La comida debe tener un alto contenido en proteínas de gran calidad y debe ser húmeda, ya que ayudará a evitar los cálculos renales. Es posible combinar la comida húmeda con las bolitas de pienso.

Cuidados del gato ragdoll

Los ragdolls son una raza joven y desafortunadamente por ello tiene un alto nivel de endogamia lo que contribuye a mayor susceptibilidad a las enfermedades. Un estudio dice que de las razas de gatos más populares esta es la que tiene la tasa de supervivencia más baja. Estos pueden morir por problemas del sistema urinario, principalmente en los riñones. Es también susceptible a enfermedades de articulaciones y periodontales. Otro problema común también es la miocardiopatía hipertrofia que puede provocar una muerte súbita. Los gatos que sufren esa mutación generalmente mueren a los 3 años de edad. 

Los Ragdolls, especialmente aquellos con genes australianos en su genotipo, tienen más probabilidades de sufrir mucopolisacaridosis. El gen responsable de esta afección conduce a la opacidad de la córnea, un problema de movimiento en los gatos, ya que la enfermedad afecta las articulaciones. Deben someterse a exámenes exhaustivos al menos una vez al año para detectar posibles problemas de salud desde el principio.

Hay rumores de que estos gatos son resistentes al dolor pero es algo totalmente falso, ya que simplemente tienen una respuesta ligeramente retardada a los estímulos de dolor.

Por otra parte, su pelaje es muy fácil de cuidar ya que su pelo casi no se enreda, excepto el área de detrás de las orejas. En esa zona deberíamos incidir más, y por el resto es suficiente si lo peinamos una o dos veces por semana. Es recomendable cepillarle los dientes para evitar enfermedades de las encías o la periodontitis como habíamos mencionado antes.

Al no tener mucho manto inferior, el pelaje del gato ragdoll es bastante sencillo de cuidar. Es fundamental cepillarlo una vez en semana para evitar los nudos y enredos que se le pueden formar en pelo.

Por lo demás, el cuidado del gato ragdoll es bastante sencillo.

Precio del gato ragdoll

En España el precio de un gato de raza Ragdoll oscila entre los 700€ y 1200€.