Saltar al contenido
😺 Hermano Gato 😺

Enfermedades y cuidados de los gatos

Enfermedades-y cuidados de los gatos

Si tienes una mascota felina, o inclusive, si estás pensando tenerla en el futuro inmediato, es muy importante que conozcas las enfermedades y cuidados de los gatos para que sepas cómo mantenerlos sanos y salvos.

Sin duda, muchas razas felinas son ágiles, activas y juguetonas. Pero para que conserven un buen estado de salud debes proveerle los cuidados y las atenciones correctas.

Hoy nos gustaría contarte cuáles son las principales enfermedades y cuidados de los gatos que debes implementar para que su vida no corra peligro.

Por lo tanto, si te gustaría conocer más sobre el tema te invitamos a completar esta lectura cuanto antes.

Principales Enfermedades y cuidados de los gatos

1-Enfermedades oculares

La conjuntivitis es una de las enfermedades más frecuentes de los gatos. Si un día notas que sus ojos están hinchados, enrojecidos y con secreciones irregulares, es muy factible que haya desarrollado esta infección ocular.

En ese caso lo más idóneo es que lo lleves de inmediato al veterinario para que le indique el tratamiento correcto.

De lo contrario, tu gato puede terminar desarrollando úlceras en sus córneas, y en el peor de los casos, pudiese perder su visión.

Por otro lado, las cataratas y el glaucoma también pueden afectar su salud visual significativamente, en especial si ya tienen una edad avanzada, o si sufren de diabetes.

2-Otitis

La otitis en los gatos suele ser ocasionada por la presencia de hongos, ácaros o bacterias en sus oídos.

Si tienes un gato y notas que se rasca frecuentemente los oídos haciendo gestos incómodos, o que sacude su cabeza repetitivamente, deberías tomar una cita médica con prontitud para descartar cualquier contratiempo, incluyendo esta enfermedad.

Otra señal de que tu gato podría tener otitis es que tenga secreciones marrones en las orejas, así que no dudes en ponerle cuidado a este síntoma si lo notas en tu mascota felina.

3-Problemas gastrointestinales

Los problemas gastrointestinales suelen ser más comunes en los gatos que no son desparasitados en el tiempo correcto.

Sus síntomas más frecuentes son vómito, diarrea, pérdida del apetito y dolor abdominal –aunque este último es el más difícil de detectar por tu propia cuenta-.

Los gatos jóvenes tienden a ser los más afectados a nivel gastrointestinal, especialmente si no reciben la alimentación adecuada según su raza y edad.

4-Rabia felina

Si pensabas que los perros eran los únicos animales que sufrían rabia debemos decirte que estabas equivocado.

La rabia es originada por un virus, específicamente mediante la mordedura de un animal ya infectado.

Por eso no es de extrañar que en algunos países la vacuna anti rabia sea estrictamente obligatoria, ya que en el caso de los gatos este virus es mortal.

Algunas señales de alerta que podrían indicarte que tu gato está sufriendo de rabia comprenden:

  • Fiebre.
  • Comportamiento atípico o anormal.
  • Salivación excesiva.
  • Vómito.
  • Irritabilidad.
  • Maullidos atípicos.

Principales cuidados de los gatos

A continuación te compartiremos los principales cuidados que debes proveerle a tu gato para que lleve una vida sana, satisfactoria y feliz.

Aliméntalo apropiadamente

La dieta de tu gato debe ser equilibrada y saludable. Esto significa que debe recibir una adecuada evaluación veterinaria para determinar su edad y peso, y en función de eso definir el plan alimenticio que más le convenga.

Por lo general la dieta incluye buenas fuentes de proteína, pues no debes olvidar que los felinos son naturalmente carnívoros.

Lo más aconsejable es que su alimentación le aporte una cantidad equilibrada de nutrientes, sin olvidar que los gatos tienen estómagos sensibles y que ciertos alimentos pueden alterar su salud intestinal con facilidad.

Cepilla su pelaje

Es cierto que los baños en los gatos no suelen ser muy frecuentes puesto que ellos mismos se encargan de asearse usando su lengua.

Pero aun así es necesario que cepilles su pelaje un par de veces por semana –sobre todo si tu gato tiene pelo largo-.

Es recomendable que inicies este proceso cepillando su lomo y luego los costados de su cuerpo, alternando los movimientos del cepillado con mimos y caricias para hacerlo sentir seguro y a gusto.

Posteriormente deberás cepillar su cola, panza, orejas y el resto de sus partes sensibles de forma serena y calmada para que no lo asustes o incomodes.

Cuidados semanales que debes hacerle a tu gato

  • Revísale las orejas: estas deben estar limpias y oler bien. De lo contrario es muy probable que algo anormal esté sucediendo en sus oídos, y por ende, deberás contactar de inmediato a su veterinario.
  • Comprueba las raíces de su pelo, o revisa el estado de su pelaje para descartar la presencia de pulgas o parásitos.
  • Mantén sus uñas en buen estado, sin olvidar su espolón (este se encuentra en la parte interior de su pata y crece con bastante rapidez).
  • Coordina la periodicidad de los baños con su veterinario. Probablemente no los necesite en mucho tiempo, a menos que tenga ciertas condiciones o alteraciones en la piel que ameriten productos o baños especiales.
  • ¿Tu gato vomita el pienso?