Saltar al contenido
😺 Hermano Gato 😺

Gato de Schrödinger

Gato de Schrödinger

Y hablando de gatos.. ¿Has oído hablar del gato de Schrödinger?

No, no es una raza de gatos ni tampoco es un gato famoso por sus hazañas; es el nombre de un experimento. Se llama así porque Schrödinger, que era un físico austríaco, en 1935 planteó el siguiente experimento. Ponemos un gato en una caja cerrada, en su interior hay una botella con  gas venenoso y  átomo radiactivo. Si este átomo emite radiación, la radiación activará  un dispositivo que romperá la botella  y envenenará al gato.

Por el contrario si el átomo no emite radiación no se romperá la botella, el gato estará vivo.  Mientras el gato está dentro de la caja no sabemos si está vivo o muerto. Entonces decimos que la información o función de onda que tenemos sobre el gato es la suma  de las posibilidades de que el gato esté vivo y de que el gato esté muerto. Esto se llama una superposición cuántica

Vídeo explicativo del curioso experimento con un minino.

Explicación del experimento Gato de Schrödinger

La superposición cuántica no quiere decir que está vivo y muerto a la vez,  no nos habla del gato sino de lo que nosotros podemos saber del gato. Solo cuando abrimos la caja podemos ver que ha pasado con el gato. Imaginemos que felizmente la botella no se ha roto y el gato está vivito y coleando.

Esta información colapsa la función de onda anterior ya que no hay más suma de posibilidades. Si nos preguntamos cómo estaría el gato antes de abrir la caja, la mecánica cuántica nos dice que si no hemos hecho ese experimento no lo podemos saber.

Esto pertenece a la física cuántica que es la parte de la física que estudia las partículas que forman los átomos, es decir lo más pequeño de lo pequeño. Y en estas dimensiones tan enanas pasan cosas que no creeríamos ya que nuestro en mundo macroscópico, en el que vemos, tocamos y percibimos las cosas funcionan de una manera muy distinta y es la manera a la que estamos acostumbrados.